calixtoNegron1mar

Calixto Negrón Aponte
Secretario de Comunicaciones del PIP

Este miércoles, 6 de marzo, el Tribunal de Apelaciones revocó al de Primera Instancia y le dio la razón al Partido Independentista Puertorriqueño, al ordenar que las cerca de 10 mil peticiones de inscripción suscritas por el PIP entre el 1 y 17 de enero de 2013 deberán ser consideradas por la CEE y someterlas inmediatamente al proceso de validación.

Esta decisión, además de salvaguardar los derechos de los electores y reducir al mínimo la intervención de elementos ajenos al proceso, constituye una reivindicación del esfuerzo militante de cientos de notarios ad hoc y de decenas de miles de puertorriqueños que dieron sus firmas para que el país tenga la opción de un partido que le haga frente al bipartidismo pernicioso del PNP y el PPD y compita con ellos en condiciones de igualdad jurídica.

 

Ya suman 63 mil lo endosos sometidos ante la CEE, 16 por ciento más de los requeridos por ley (55,910) para ser certificados como partido legalmente inscrito. Corresponde ahora que dichos endosos sean evaluados justamente y que no se sometan a acciones dilatorias y obstruccionistas mediante el rechazo frívolo de los mismos.

Anteriormente, como ahora, habíamos tenido que hacer valer nuestros derechos en los tribunales. Y sabemos, tras 66 años de batallas, que en la CEE campean funcionarios políticos con actitudes gansteriles y discriminatorias que harían cualquier cosa para evitar que al independentismo puertorriqueño en el ámbito cívico electoral se le legitime y acredite una representatividad incuestionable mediante la inscripción de un partido, que resulta ser un movimiento de liberación nacional, como el PIP.

Ante las circunstancias históricas y los retos que enfrentamos como país, la reinscripción del PIP cobra una importancia evidente para los independentistas. Con el colonialismo incuestionablemente rechazado por la mayoría del pueblo puertorriqueño y el proyecto anexionista más cerca aún de su fin, porque pronto se enfrentará a la verdad de su imposibilidad, es estratégicamente importante tener en el escenario político electoral un independentismo institucionalmente organizado y coherente, listo para sacar provecho de un proceso que desencadenará una dinámica que ayudará a disipar los miedos y las confusiones de nuestro pueblo con respecto a su propia libertad.

Para los que aún no son independentistas la reinscripción del PIP representa la certeza de un defensor de los más débiles y un combatiente acérrimo en contra de los desmanes y abusos que en complicidad gobiernos del PNP y el PPD perpetran contra nuestro pueblo. Para eso es la inscripción, para seguir la lucha.