Por: Denis Márquez
Representante por el PIP
Publicado en Metro PR
 
El pasado miércoles se constituyó en Puerto Rico una gran alianza patriótica e histórica entre independentistas y libreasociacionistas para, de una vez y por todas, iniciar un verdadero proceso de descolonización que conduzca al país hacia nuestra soberanía nacional de cara al próximo plebiscito del 11 de junio. Bajo el lema "¡Ahora sí! Ganamos con la soberanía" y respetando nuestras diferencias ideológicas, diversos grupos y personalidades, bajo la común aspiración de que los puertorriqueños mandemos en nuestra propia tierra, acordamos nuestra participación en la referida elección para exigir las herramientas y poderes que Puerto Rico necesita para construir la patria próspera que anhelamos y para hacer frente a la embestida asimilista.
 
Esta respuesta política se da en momentos en que la quiebra moral, social y económica del ELA es más evidente que nunca y cuando el espejismo de la anexión refleja su imposibilidad por ser contraria al interés de los puertorriqueños y contraria también a los intereses de Estados Unidos. Cada voto por la soberanía nacional será un voto en contra de la Junta de Control Fiscal -criatura política a consecuencia del ELA- y un clavo en el ataúd de la anexión.
 
Ganamos con la soberanía porque, mientras hoy la Junta de Control Fiscal es quien tiene la última palabra en las decisiones neurálgicas que afectan a nuestro pueblo, con la soberanía todo el poder residirá en los puertorriqueños, fundamentado únicamente en nuestros propios intereses sin la indebida intervención de intereses externos.
 
Ganamos con la soberanía porque, mientras bajo la estadidad nos separaríamos del resto del mundo, con la soberanía nos unimos al resto de los países, incluido Estados Unidos, a través de organismos internacionales, monetarios, tratados y acuerdos.
 
Ganamos con la soberanía porque, mientras el actual régimen y la estadidad nos imposibilitan proteger nuestro comercio, industria y agricultura, con la soberanía podemos aprobar legislación a tales efectos.
 
Ganamos con la soberanía porque, mientras hoy nos imponen las leyes de cabotaje, bajo la soberanía nos libramos de ellas, logrando ahorros millonarios para nuestros ciudadanos y nuestra economía.
 
Ganamos con la soberanía porque con ella lograremos nuestra ciudadanía nacional puertorriqueña y garantizamos, de igual forma, la preservación de nuestra identidad nacional, nuestro idioma, nuestra cultura y nuestra representación internacional, gubernamental o deportiva.
 
En momentos en que la crisis fiscal y económica -producto de las pésimas administraciones del PNP y el Partido Popular y de la subordinación política del ELA- ha trastocado las finanzas del país y mutilado nuestra economía, arrebatado derechos a los y las trabajadoras, obligado a expatriar a miles de compatriotas -en especial a nuestra juventud- resulta imperativo e impostergable enviar un mensaje claro y contundente con nuestro voto por la soberanía para cambiar el rumbo caótico actual y redirigirlo al de una patria libre, próspera y justa para todos los que vivimos hoy y las generaciones futuras.
 
Enlace https://www.metro.pr/pr/blogs/2017/03/17/ahora-ganamos-soberania.html