mensaje de Ruben foto                         Plan de Acción conjunta sobre Estatus

Mis queridos compatriotas:

En el día de hoy quiero dirigirme a todos los puertorriqueños y puertorriqueñas sin distinción de partidos ni ideologías.

Como siempre, quiero hablarles de frente, sin subterfugios ni ambivalencias. Ustedes saben que siempre he defendido y defenderé la independencia de Puerto Rico. No obstante, soy consciente de que muchos de ustedes defienden otras alternativas de estatus.

Hoy se nos presenta a todos una gran oportunidad para resolver nuestro problema de estatus.

Es momento de actuar.

Desde Estados Unidos, pasada la Guerra Fría y con la economía de Puerto Rico en quiebra, las señales son muy claras. Hace unos días el Presidente Obama, a través de su Procurador General, nos ha dicho lo evidente; que Puerto Rico es un territorio, una colonia de los Estados Unidos.

Aquí en Puerto Rico los presidentes de los partidos políticos que postulan las diversas ideologías de estatus han expresado su voluntad de enfrentar el problema, aunque discrepamos en cuanto a la forma y manera de resolverlo.

El Partido Independentista propone una Asamblea de Estatus entre alternativas descolonizadoras para enfrentar el problema. También se han presentado otros proyectos de Asamblea de Estatus que están pendientes ante la Legislatura.

El programa del Partido Popular, a su vez, contiene una propuesta de Asamblea Constitucional de Estatus. Pero, aunque ese partido cuenta con la Legislatura y la Gobernación, no la han hecho realidad.

El Presidente del PNP, por su parte, ha propuesto el mecanismo de una consulta Estadidad Sí o No. Mientras, el actual Presidente del Partido Popular ha expresado su disposición de aprobar una consulta de esa naturaleza bajo ciertas condiciones y enmiendas.

En cuanto a un proyecto Estadidad Sí o No, de ganar el No nada sucedería. Más aun, debo señalar lo siguiente: para que una consulta de esa naturaleza sea una consulta de verdad, y no una sujeta a ventajerías electorales, tiene que incluir la opción de la independencia, que es un derecho inalienable reconocido por la comunidad internacional. Por lo tanto, las alternativas deberían ser, de un lado la Estadidad y del otro la Soberanía Nacional. La Soberanía Nacional incluiría tanto la Independencia, como la Libre Asociación o Asociación Soberana.; y todo dentro del contexto de la normativa y requisitos dispuestos por el derecho internacional.

El momento de la suprema definición se acerca y, más temprano que tarde, hay que enfrentarlo con valentía y determinación.

Es tiempo de decidir. El que teme perder no se merece la victoria.
Soy consciente, no obstante, mis queridos compatriotas, de que existen muchas dificultades para ponernos de acuerdo en cuanto a una verdadera Asamblea de Estatus o en cuanto a una consulta Estadidad o Soberanía Nacional.

A la luz de esa realidad, vengo hoy ante ustedes a proponer nuevas maneras de enfrentar el problema de estatus que nos permitan adelantar conjuntamente para resolverlo.

Primero: Propongo una reunión urgente y a la brevedad posible entre los presidentes de los tres partidos políticos que defienden las diversas alternativas de estatus. A esos efectos le he solicitado mediante carta al licenciado Pierliuisi y al doctor Bernier dicha reunión.

Segundo: En dicha reunión propondré que demandemos a la mayor brevedad una reunión con el Presidente de los Estados Unidos para exigir con una sola voz aquellos asuntos que podamos acordar para que esa nación cumpla con su obligación descolonizadora. A esos efectos debemos requerir al Presidente que, cónsono con la posición asumida por su gobierno ante el Tribunal Supremo de su país, se pronuncie formalmente en favor de promover una política descolonizadora por parte del gobierno de Estados Unidos hacia Puerto Rico. Dicha política deberá especificar las alternativas de estatus no coloniales y no territoriales -además de la independencia que es nuestro derecho inalienable- que sean aceptables para los Estados Unidos y bajo qué términos y condiciones.

Tercero: Propondré que los tres presidentes acudamos ante las Naciones Unidas para demandar que esa organización ejerza sus buenos oficios a favor de nuestra descolonización.

Mediante este plan de acción conjunta sobre estatus que les presento en el día de hoy se puede forzar una crisis política que obligue a los Estados Unidos a cumplir con su obligación descolonizadora.

Estoy seguro de que en la reunión que estoy solicitando al licenciado Pierluisi y al doctor Bernier ellos también presentarán diversas ideas de cómo enfrentar el problema. Debemos tener un diálogo abierto y franco sobre todas las propuestas y las que puedan adelantar en su día otros sectores de nuestra sociedad.

Compatriotas, ustedes conocen la crisis económica que padece Puerto Rico y la íntima relación entre esa crisis y el estatus.

Está bueno ya de la desatención y la humillación por parte del gobierno de Estados Unidos respecto al estatus. Estados Unidos solo respeta a los que se respetan a sí mismos. 118 años de colonialismo es más que suficiente. Tenemos que actuar ahora.

Hay que hacer un esfuerzo supremo para resolver el problema de estatus de lo cual depende el futuro de todos. Confío que tanto el licenciado Pierluisi como el doctor Bernier comprendan la gravedad del problema que enfrentamos y que el momento actual nos brinda una magnífica oportunidad para resolverlo.

Por la dignidad de nuestro pueblo es momento de dejar a un lado lo que nos separa y caminar juntos en lo que nos une.

Muchas gracias.