La Senadora Santiago indicó que en principio no puede haber oposición a los elementos en torno a los cuales el Gobernador solicita que se declare un consenso: la reestructuración de la deuda, la paralización de procesos judiciales de cobro, el que todo reclamo que se haga a los puertorriqueños provenga de las instituciones políticas del país y que se promueva el desarrollo económico. Señaló, sin embargo, que el PIP no va a acudir junto a nadie en actitud de súplica a Washington.

“Precisamente porque estamos en un momento crítico es fundamental la confrontación con los EE.UU. El PIP no es un mendigo, el PIP no va a ir a suplicar a Washington un auxilio mínimo para aliviar los efectos que ha generado la condición de inferioridad política que es el ELA colonial. Por lo tanto, no participaremos de ningún esfuerzo conjunto que, de una manera u otra, va a estar diseñado para darle respiración artificial al ELA. Sin exigencia prioritaria de descolonización el PIP no participará de ningún proceso”, sentenció la candidata independentista a la gobernación.
La también vicepresidenta del PIP dejó claro que para los independentistas es inaceptable cualquier tipo de Junta de Control impuesta desde Washington sin importar su modalidad o matiz.