PIP alerta sobre amenaza de nueva crisis fiscal

11de febrero de 2007

San Juan – El secretario de asuntos económicos del Partido Independentista Puertorriqueño, el Dr. Edwin Irizarry Mora y la Senadora del PIP, María de Lourdes Santiago lanzaron una advertencia al país sobre la posibilidad inminente de una crisis fiscal igual a la que se vivió a finales del pasado año fiscal. La Senadora Santiago señaló que esta crisis potencial se debe, si no hay un cambio de rumbo, a "insuficiencias que el PIP había anticipado en las recaudaciones del impuesto sobre el consumo, IVU; a la insolvencia económica del Banco Gubernamental de Fomento (BGF); y a la falta de un nuevo plan del gobierno para sustituir la actual Ley de Incentivos Industriales que expira a finales de 2007".

Irizarry Mora explicó que se ha llegado a la conclusión sobre la posibilidad de una crisis luego de un proceso de dos meses de estudio y consultas con otros asesores en torno a los informes oficiales de la Junta de Planificación.

"Todo parece indicar que el país se está acercando nuevamente a una crisis fiscal que podría ser igual o peor a la crisis que sufrimos a fines del año fiscal anterior", indicó Irizarry Mora.

Destacó que el Gobierno de Puerto Rico le debe al BGF cerca de $4000 millones. La débil economía puertorriqueña, además del hecho de que no se han identificado los fondos para que el Gobierno pague la deuda al Banco son los factores que podrían llevar a éste a un a condición de insolvencia total. Estas circunstancias se agudizan aún más debido a que el Gobierno opera con un déficit que podría alcanzar los $1000 millones al final del presente año fiscal que obligaría al Gobierno a tomar un nuevo préstamo al BGF. Todo este cuadro contribuirá, según explicó el economista, a que se degrade el crédito de Puerto Rico nuevamente, esta vez a la clasificación de "bonos chatarra" lo cual limitará el acceso del gobierno a fondos para financiar proyectos de obras permanentes.

"Pensar en un escenario como ese, en este momento, no es descabellado. Estamos prácticamente en un estado de emergencia", afirmó el doctor Irizarry Mora.

Describió la actitud de las ramas de gobierno ante la crisis que se asoma como de indiferencia. Acusó tanto a la rama ejecutiva, dirigida por el Partido Popular, como a la legislativa, en manos del Partido Nuevo Progresista, de no atender el asunto con seriedad y con intención de buscarle soluciones sensatas.

"Ante este escenario inminente", dijo Edwin Irizarry Mora, "al gobierno, tanto el legislativo bajo el PNP, como el ejecutivo, bajo el PPD, lo único que se le ocurre es no considerar enmiendas a la ley de incentivos industriales para tratar de darle un empuje a la economía puertorriqueña este año. No hay en el panorama inmediato alternativas planteadas para tratar de reactivar la economía y revertir este proceso" de contracción económica. "Esto afecta a todo el mundo", afirmó el profesor y economista, Irizarry Mora.

Mencionó además, la posibilidad de que los bonistas, que son los inversionistas que prestan dinero al gobierno, entablen demandas contra éste por incumplir con las condiciones que propicien el pago de la deuda en que el gobierno ha incurrido. Recordó que una situación similar se produjo en 1975 cuando el BGF tuvo otra crisis. En aquella ocasión se nombró como síndico a James Tobin. Irizarry Mora expresó que actualmente se comenta sobre la posibilidad de que ocurra lo mismo.

En forma breve el líder del PIP describió lo que debía considerarse para diseñar y legislar un plan nuevo de incentivos industriales. Este debe incorporar elementos contributivos, como el cobro de impuestos a las industrias extranjeras establecidas en Puerto Rico y elementos de incentivos no contributivos, como por ejemplo, compartir gastos en adiestramiento de empleados, mejoras en infraestructura, desarrollar proyectos en conjunto para protección ambiental y para transportación. La ley actual, según se mencionó, está basada en criterios que aplicaban a la realidad del pasado, cuando se estableció la misma, que ya no existe en Puerto Rico.

"La primera Ley de Incentivos Industriales se aprobó en 1947 y vence cada 10 años. La misma volverá a vencer a finales de 2007. Mediante el esquema actual sólo se le cobra a las industrias un impuesto de 4.5%. Mientras tanto, Irlanda le cobra a las industrias establecidas allá un 12%, en Asia se cobra el 18% y en Estados Unidos bajó ahora al 32%. Nosotros proponemos que se aumente un 5% para llevar el total de contribuciones a un 9.5% o un 10%. Basándonos en los ingresos informados anteriormente, calculamos que con este aumento el gobierno pueda recaudar $1500 millones que podrían resolver la crisis fiscal y obtener un sobrante que podría utilizarse para pagar la deuda del Gobierno", explicó el experto en economía.

Señaló que el PIP viene proponiendo esta solución desde 1993 cuando Rubén Berríos Martínez fue Senador. Más tarde la propuso Fernando Martín, Manuel Rodríguez Orellana y ahora la Senadora María de Lourdes Santiago. Sin embargo, todas las pasadas administraciones no han querido considerarla.

María de Lourdes Santiago añadió que el plan de incentivos actual, basado en eximir del pago de contribuciones a las industrias, resulta en que éstas no contribuyen al bienestar del país, ni por el pago de impuesto, ni por la creación de empleos.

"Estamos dirigidos al séptimo año en que se aprueba un presupuesto inconstitucional en Puerto Rico en la medida en que los gastos superan los recaudos del Gobierno. Lo trágico es que esto es como morirse de sed al lado de un manantial. En el tema de los incentivos industriales, hemos insistido que hay que sentarse a delinear una propuesta distinta. La ley de incentivos industriales próxima a expirar se creó en un escenario que no es el que existe actualmente. Estamos hablando del mecanismo jurídico que mueve la inversión económica. El PIP ha propuesto mediante un proyecto de ley crear una Junta Revisora en la que todos los sectores dialoguen para diseñar un nuevo modelo de incentivos económicos, pero no ha habido acogida por parte de los legisladores de otros partidos a esta iniciativa", apuntó la Senadora del PIP.