Gobierno pretende engañar sobre degradación del crédito de Puerto Rico

24 de mayo de 2007

San Juan – Reaccionando a la actitud "de complacencia" de la administración de Aníbal Acevedo Vilá frente al reciente anuncio sobre la degradación del crédito del Gobierno de Puerto Rico, la senadora María de Lourdes Santiago y su Asesor en Asuntos Económicos, Edwin Irizarry Mora destacaron la gravedad de los señalamientos que se hicieron. La Standard & Poors rindió un informe de siete páginas donde justifica la degradación del crédito de la Isla al nivel próximo al de "chatarra", que es el más bajo.


Según Irizarry Mora, más del 98% del informe contiene señalamientos y advertencias sobre medidas que afectan la economía de Puerto Rico y han ocasionado su deterioro. Sin embargo, el gobierno solamente ha destacado aquella oración del informe donde se refiere a que todavía la situación "es estable".

"Cuando dicen que la economía está "estable", significa que el paciente no se va a morir mañana, pero no saldrá todavía de "intensivo"", afirmó la Senadora Santiago comparando la actitud de negación de una crisis económica del país por parte del gobierno de Acevedo Vilá con la de un de un enfermo moribundo.

"El primer párrafo del comunicado de Standard & Poors destaca de forma contundente que Puerto Rico atraviesa un largo período de desequilibrio estructural y las situaciones de déficit y recesión no podrán se resueltas en un futuro previsible. Tanto el crédito del gobierno central como el de la Universidad de Puerto Rico y, sobre todo, el del Banco gubernamental de Fomento, han sido degradados. Interpretar esto como un escenario positivo porque es estable es como decir que el paciente está en coma y no sabemos cuándo va a salir de él", apuntó la Senadora por el PIP.

Según el economista Irizarry Mora, el documento de Standard & Poors pone en duda que Puerto Rico pueda salir de la situación de recesión actual por lo menos en los próximos tres años fiscales, hasta el 2010. Además, no descarta que pueda haber otra devaluación del crédito del gobierno durante ese periodo. El problema que existe, según se puede deducir, es que el gobierno no ha logrado aumentar sus ingresos, ni tampoco ha disminuido sus gastos. Por lo tanto, la habilidad para pagar la deuda contraída o futuras deudas se hace cada vez más difícil. Irizarry Mora destacó que el nivel de la deuda de Puerto Rico está por encima de cualquiera de los estados de Estados Unidos y que ésta ronda por el límite máximo.

Entre las razones que se mencionan en el informe de Standard & Poors y que se consideraron al degradar la clasificación de crédito está el hecho de que el gobierno, en forma reiterada cuadra el presupuesto operacional con fondos no recurrentes. También se indicó que a pesar de haberse implantado el IVU, no se espera que a través de ese mecanismo el gobierno recaude las sumas necesarias que harían mejorar la clasificación del crédito.


Irizarry Mora señaló que el documento menciona que los factores que inducen a la recesión económica actual están los aumentos en los precios de los servicios básicos que ofrece el gobierno como la electricidad y el agua; aumento en los gastos del gobierno; y la imposición del IVU a los consumidores. Éstos, entre otros factores, causan que el consumidor tenga menos para gastar y por tanto, reduce su consumo lo que a su vez ocasiona una reducción de los ingresos del gobierno. Tanto la Senadora Santiago, como Edwin Irizarry Mora afirmaron que desde 2005 se veía venir esta situación. El Partido Independentista Puertorriqueño venía advirtiendo que el cuadro fiscal que estaban presentado los portavoces del gobierno era irreal y que se pretendía esconder la cruda realidad de la continuación de la crisis estructural.

"La única razón por la que aún no hemos tocado fondo con la clasificación de bonos chatarra es que los asalariados puertorriqueños han financiado el déficit gubernamental con sobre $1,000 millones en nuevos impuestos. Es decir, las finanzas públicas no han colapsado porque el gobierno se empecinó en empobrecer a cientos de miles de familias para evitarlo", expresó la Portavoz del PIP en el Senado.

"Aquí no se ha querido reconocer que la propuesta del PIP, dirigida a equilibrar el sistema contributivo mediante el cobro de impuestos a las corporaciones foráneas, es el mecanismo para comenzar a poner la casa en orden", denunciaron ambos líderes pipiolos.

Aclararon además, que al hablar de a una "crisis estructural", a lo que se refieren es, no solo a que ha habido una administración deficiente de las políticas económicas por parte del gobierno, sino que la estructura económica misma, el modelo económico en que está basado el Estado Libre Asociado ya no produce más. Puerto Rico, bajo el ELA, no puede hacer uso de las opciones que tienen otros países soberanos para manejar estos asuntos. Bajo el ELA, Puerto Rico no puede hacer tratados comerciales internacionales, como hacen otros países, con lo cual se abren puertas para el mejoramiento económico propio.