Rechazo del PIP al impuesto de venta

Por Daniel Rivera Vargas/END
12 de octubre de 2004

Rubén Berríos Martínez
y Edwin irizarry Mora en una caminata en Cabo Rojo

RESPALDADO POR tres economistas, el candidato la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos, tildó de un abuso las propuestas contributivas de Pedro Rosselló y de Aníbal Acevedo Vilá.

"Es una especie de abuso, de trampa de confabulación contra el pueblo de Puerto Rico", dijo Berríos junto a los economistas Carlos Frontera, el doctor Francisco Cátala y Edwin Irizarry Mora, también candidato a comisionado residente por el PIP.

"Imponen impuestos de consumo equivalentes a cientos, quizá miles de millones de dólares", agregó.

Rosselló, candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), propone en su plataforma de gobierno un impuesto de consumo o 'sales tax', mientras que Acevedo Vilá promete modernizar el sistema contributivo, esto sin dar mayores detalles.

Ese lenguaje de Acevedo Vilá, y el hecho de que los estudios realizados por el actual gobierno popular favorecen un sistema de consumo, evidencian que el PPD establecerá un impuesto de valor añadido (IVA), dijo Irizarry Mora.

"En la literatura económica eso implica imponer un IVA", dijo el candidato a comisionado residente.

Ambas son modalidades de impuesto por consumo. En el caso del 'sales tax' es cobrado de inmediato al final de la cadena de compras y el IVA implica cobrarle poco a poco a todos los eslabones, como el mayorista, distribuidor y comerciante, explicaron.

Según el doctor Cátala, ambas ideas afectan adversamente al consumidor, dejan al fisco del gobierno en muy mal estado por su inestabilidad y realmente no tocan la economía subterránea, que se dijo representa el 50% del movimiento económico del país.

"Muchos estados están desplazando el impuesto de consumo", dijo Catalá, usando como base un estudio de la Universidad de Michigan.

Las propuestas de Rosselló y Acevedo Vilá son una "carga de palos a la clase media y trabajadora" y una "lluvia de palos en la espalda del pueblo", dijo Berríos.

"Lo que me asusta de lo que va a suceder es que la gente no está consciente de lo que va a ocurrir", afirmó al insistir en que la situación es una "inmoralidad contributiva".

La propuesta contributiva del PIP incluye imponer impuestos a los artículos de lujo, reducir un 20% las contribuciones a todos los ciudadanos e imponer un 5% a todas las ganancias que se sacan del país, que el año pasado solamente ascendió a $29 mil millones.

El PPD desmintió ayer mismo las alegaciones pipiolas de que impondrán un IVA, aunque sin detallar su propuesta.

"Es lamentable que Rubén Berríos tegiverse el contenido de la plataforma del Partido Popular. Eso es realmente inmoral", dijo Carlos Dalmau, director de la campaña del PPD.