Al igual que antes del 4 de noviembre, luego de las elecciones, militantes del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) de Peñuelas y municipios cercanos, junto a compatriotas de Tallaboa Encarnación, continuaron su protesta contra el Gasoducto del Sur enfrentando los abusos policíacos.

El 17 de noviembre una delegación del PIP se reunió en México con representantes de 140 partidos del mundo entero para -entre otros asuntos- trazar la futura estrategia internacional a favor de la independencia. Otra delegación se trasladó a Washington para impulsar nuestra lucha en ese frente. El 9 de noviembre se reunió el Comité Central y determinó iniciar a la brevedad la inscripción del Partido, fiel a nuestro propósito fundacional de dotar al independentismo de un instrumento cívico electoral. Decidió, además, nombrar una comisión evaluadora para analizar las elecciones y recomendar las medidas pertinentes. Ese es el Partido Independentista Puertorriqueño. Un partido que reflexiona y actúa; al que nada lo detiene. Algunos se rinden o se entregan y para sentirse mejor pretenden que otros hagan lo mismo.

Pero este no es partido de frustraciones ni lamentaciones. Es un movimiento de liberación nacional y al mismo tiempo un partido electoral en la colonia del imperio más poderoso del mundo. Nuestros adversarios no pueden entender que un partido independentista de 62 años de lucha, que en el año 2000 tuvo en la cárcel a 800 líderes y militantes por la gesta de Vieques, no está sujeto a los valores del mercado colonial ni a los vaivenes electorales.

Nada recoge mejor el significado histórico de esa ética política de lucha que una carta que recibí del patriota don Heriberto Marín el 13 de noviembre. Don Heriberto padeció prisión durante una década por la Revolución del 1950 y ha sido militante del PIP por casi medio siglo.

"Rubén: Hermano: ... Estamos pasando por momentos difíciles; los de antes han sido igual o peores y los hemos superado... El imperio no puede perdonar Vieques y Culebra.

En la década del 50 usaron todos los medios para acabar con la dignidad de este pueblo. Usaron a puertorriqueños renegados que se prestaron para hacerles el trabajo sucio...

Cuando (luego de Culebra) llegaste al presidio, todavía quedaban algunos prisioneros nacionalistas que habían participado en la Revolución del 50....

(Nuestros enemigos) Trataron de dividir al Partido, pero no lo lograron. Pero ese trabajo de `zapa’ siguió... Ya no era solamente el comunismo... ahora era el cuco de Romero Barceló ... Luego Rosselló y la estadidad... El Partido Popular se convertía en un hormiguero de asimilistas y los medios de comunicación en un consorcio de analistas antiindependentistas. Es casi milagroso que se hayan sacado cerca de cuarenta mil votos...

Hay pueblos que han tardado muchos siglos en despertar. Nosotros no podemos ser la excepción. No sé si yo lo veré. El día 23 de este mes cumplo 80 años. Espero no haya sido ésta mi última elección. Si fuera o no fuera, estaré siempre donde esté el Partido...

Estoy orgulloso de haber pertenecido a dos movimientos que siempre han mantenido en alto la bandera de la independencia y haber tenido como compañeros de lucha a don Pedro y a ti, así como a los demás compañeros y compañeras que siempre han vivido con la frente erguida, sin sentirse derrotados...

Como me dijera el hermano Reymundo Díaz Pacheco, comandante de los Cadetes de la República: `En la lucha por la libertad no puede haber descanso’. Y de veras que tenía razón. Murió luchando frente a La Fortaleza el 30 de octubre del 1950.

Después de las horas más oscuras de la noche, llega la aurora ". Gracias, Heriberto. Por tu voz habla la Patria.