"Puerto Rico puede perder más de cien metros de terreno costero para el año 2100 como resultado del aumento en el nivel del mar provocado por el cambio climático", alertó hoy la senadora María de Lourdes Santiago, al presentar el Proyecto del Senado 674, que propone adoptar una Ley de Zona Costanera que redefina el alcance y protección de la zona marítimo terrestre, y que es el producto de años de estudio de conocedores del asunto.

El Consejo de Cambio Climático de Puerto Rico ha recomendado que el país se prepare para un aumento en el nivel del mar de hasta un metro para el año 2100.  Según el Informe sobre el Estado del Clima en Puerto Rico rendido por el Consejo, el incremento del mar para el año 2100 será como mínimo de 0.4 metros, y se han contemplado escenarios de hasta 1.70 metros para el año 2165.  Entidades como la ONU han determinado que por cada metro que suba el agua, se perderán 100 metros de playa; otros estudios plantean una pérdida hasta tres veces mayor.  En Puerto Rico, según ha advertido la organización Ciudadanos del Karso, esto significará la inutilización de parte del Aeropuerto Internacional, de las centrales generatrices de Palo Seco, Cambalache y Aguirre, la inundación de áreas como Ocean Park y Martín Peña, y riesgos mayores para las carreteras 187, la Avenida Kennedy y la PR 165 en Levittown, además de la salinización de los acuíferos del norte y del sur.

"Este es un asunto que impacta el tema ambiental y el de desarrollo económico; no tiene ningún sentido seguir invirtiendo en estructuras costeras, en áreas que al cabo de unas décadas estarán cubiertas por agua.  Ya es visible en muchas partes de la Isla la "desaparición" de playas: Rincón, Ocean Park, Fajardo y Loíza han visto alterada drámaticamente la configuración de sus costas y el deterioro o destrucción de edificios", señaló la Senadora Santiago.

El proyecto de ley propone modernizar el ordenamiento sobre las costas, que proviene de una ley española del 1866, para que se defina la  zona maritimo terrestre como el espacio en las costas hasta donde alcancen las olas de los huracanes de mayor intensidad, se limite la ocupación de dicha zona a actividades dependientes del agua, se impida la ampliación o renovación de estructuras en el área, y se garantice el acceso de toda la ciudadanía a nuestras playas.

La presentación de la medida se realizó en la playa de Isla Verde, como parte de las actividades que tradicionalmente realiza el Partido Independentista el 4 de julio.  Este año, la juventud pipiola hizo su aportación a la campaña de liberación de Oscar López repartiendo cientos de tarjetas invitando a escribirle a Oscar y a exigir al presidente Obama su excarcelación. Denis Márquez, Secretario de Organización de la colectividad, indicó que con esta actividad se inicia el proceso de reorganización de la juventud. "Nos llena de esperanza el entusiasmo de estos jóvenes, su compromiso con la liberación de Oscar y el nuevo aire que representan para la lucha por la independencia".