En San Juan, Puerto Rico. 14 de enero de 2012. - El Comisionado Electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte Berríos, catalogó como desacertada y peligrosa la decisión del gobernador Luis Fortuño de nominar a un Contralor Electoral sin consultar a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

“La decisión del gobernador de no consultar a la CEE ni a los partidos políticos sobre un nombramiento de la importancia y la envergadura del Contralor Electoral, es muy peligrosa y desacertada. Para el PIP este nombramiento es uno que debe hacerse de manera colegiada y participativa para escoger la persona idónea que por los próximos diez años tendrá en sus manos la supervisión, la investigación y el procesamiento de violaciones a la Ley. Esta persona será responsable de darle mayor credibilidad al proceso electoral puertorriqueño” recalcó el Comisionado Electoral del PIP.

La Ley Núm. 222 del 19 de noviembre de 2011 conocida como la “Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas en Puerto Rico”, creó la figura del Contralor Electoral de Puerto Rico y daba sólo 30 días a la CEE  para nombrar el Contralor Electoral.

El pasado 18 de diciembre los Comisionados Electorales de los partidos le enviaron una carta al gobernador pidiendo que extendiera el término 30 días adicionales para que la Comisión en pleno pudiera darle consideración al nombramiento. Hasta el día de hoy la Comisión ni los Comisionados han recibido respuesta a dicha comunicación.

El Comisionado Electoral del PIP alertó de esta situación a la CEE, en una carta fechada el 30 de noviembre de 2011, a la prensa en un comunicado de prensa el 5 de diciembre de 2011 y al pueblo en una columna del 4 de diciembre en El Vocero titulada “Consenso y Transparencia”. En estos tres escritos el Comisionado Electoral del PIP propuso dos posibles procedimientos para este nombramiento. Primero que se abriera a un proceso público de manera confidencial donde se pidan personas capacitadas e interesadas en dicho puesto. Segundo de no surgir un candidato de consenso el Gobernador junto a los partidos políticos presentaran una terna de candidatos para ser considerada por los Comisionados Electorales.

Aponte Berríos recordó que la pasada Ley Electoral, dio un término de 155 días al Presidente de la CEE para hacer el nombramiento del Auditor Electoral.

“El Contralor Electoral, debe ser electo de manera unánime para que el electorado pueda tener confianza en su liderato y función. Es por esta razón que el proceso de selección debe ser lo más transparente posible y contar con el apoyo de todos los partidos” concluyó el Comisionado Electoral del PIP.