Introducción

La globalización de la economía se caracteriza por la trasnacionalización de la producción, fenómeno que consiste en la ubicación en distintos países de distintas etapas del proceso de producción de una mercancía (fueran bienes tangibles o servicios). Esta mayor interdependencia presupone la capacidad de los sistemas económicos nacionales de poder insertarse mediante su facultad de negociación en las corrientes internacionales de bienes y servicios, y entre éstos los servicios  financieros.

La facultad de negociación de un sistema económico nacional emana de su soberanía. Esta facultad le permite también incidir sobre el costo de producción de los factores productivos mediante la imposición o eliminación de tarifas aduaneras, el salario mínimo, los costos de transportación marítima,  las tarifas de las fuentes de energía y el costo del capital financiero. La soberanía le permite al estado nacional determinar la política financiera afín a la estructura de su comercio internacional.

Si bien el gobierno no tiene una varita mágica para que los inversionistas estén dispuestos a invertir dentro del país aceptando una tasa de rendimiento menor que la existente en otros lugares sí puede promover la organización de empresas con capital local que estén dispuestos a aceptar un rendimiento menor, ya sea porque por su poca sofisticación ese capital tiene menor movilidad o porque por tratarse de cooperativas o de corporaciones de trabajadores o comunitarias están dispuestos a aceptar un rendimiento más bajo a la alternativa de estar desempleados.

En resumen, para insertarnos en la economía globalizada tenemos que  proveer costos más bajos en los siguientes renglones:

  1. Mano de obra - Control sobre el salario mínimo
  2. Capital Financiero – Política monetaria y financiera tendiente a aumentar el ahorro doméstico o manipular la tasa de interés aplicable a préstamos para la inversión en los distintos sectores de la economía.
  3. Materias Primas - Reducción en impuestos de importación y en tarifas de  energía eléctrica y agua y en los costos de transportación.

Si examinamos la hoja de ingresos y gastos de una empresa tenemos el siguiente balance:

  • Ingreso Total  durante un año; menos:
  • Costos de materias primas o mercancías compradas durante el mismo periodo;(que incluye tarifas aduaneras y costo de transportación), menos:
  • Salarios de empleados
  • Intereses y amortización del principal pagados por la deuda externa de la compañía.
  • Agua y Energía Eléctrica
  • Arrendamiento de Edificios
  • Costo de Mercadeo del Producto (costo de transportación, publicidad, venta)
  • Contribuciones, licencias y patentes que no recaen sobre el beneficio neto de la empresa

Reserva para Depreciación de Capital; es igual a

  • Beneficio Neto antes de Contribución Sobre Ingreso; menos:
  • Contribución Sobre Ingresos
  • Beneficio Neto – De donde se distribuyen los dividendos a los accionistas si se trata de una corporación.

Nótese que los elementos claves para hacer la empresa viable son aquellos factores que inciden sobre los costos, como el agua, la luz, los costos de transportación, las tarifas aduaneras y aquellas contribuciones que son independientes de los beneficios.

También son cruciales las expectativas de beneficio de los inversionistas. Una empresa totalmente financiada con capital externo va a tener como patrón para su beneficio neto la tasa de rendimiento de sus activos en otros lugares; una empresa financiada con capital financiero externo – cuyo pago está más garantizado – va a tener como patrón para su beneficio neto el promedio ponderado del costo del capital financiero y la tasa de rendimiento de los activos de la empresa en otras opciones de inversión en Puerto Rico. Una cooperativa o una corporación de trabajadores va a estar orientada por un patrón de beneficio que incluye el costo de oportunidad de empleo de sus empleados o socios en su ponderación. En la medida que el inversionista privado, sobretodo, el extranjero, espere una tasa de rendimiento más alta, el gobierno debe explorar la promoción de empresas cooperativas  o corporaciones de trabajadores. Para ello debe ocupar la función empresarial de buscar los nichos en las etapas de producción de una mercancía donde se puedan insertar este tipo de empresa y establecer los contactos pertinentes con los suplidores de materia prima y los compradores del producto semiterminado o final.

Programa del PIP

A largo plazo la soberanía es indispensable para ejecutar las medidas legislativas que puedan lograr el abaratamiento relativo de los costos de los factores productivos que permitan hacer atractiva la inversión en Puerto Rico. También es necesaria para la negociación de los acuerdos bilaterales y multilaterales sobre el comercio y el pago de contribuciones que permita el desarrollo de sectores específicos de nuestra economía de manera que podamos alcanzar unos niveles de crecimiento sustentables.

A corto plazo, el no ser estado de la unión norteamericana nos permite aprovecharnos de la Sección 901 del Código de Rentas Internas Federal para atraer inversión norteamericana a Puerto Rico. En la práctica muchas empresas que antes se acogían a la sección 936 se acogen a la sección 901 y deducen de sus beneficios en Puerto Rico las contribuciones que pagan en sus operaciones fuera de los Estados Unidos. Pero para Puerto Rico derivar un beneficio tiene que imponer contribuciones, cobrárselas y devolverlas parcialmente de manera que no se pueda establecer que la empresa contribuyente esté recibiendo un subsidio por la contribución que se paga. Para ello es necesario crear por ley un sistema de incentivos a ser financiado por las contribuciones que paguen las empresas acogidas a la Sección 901 pero del que se pueda beneficiar cualquier empresa porque:

  1. Va a poder utilizar la infraestructura de transportación o energía a un costo menor.
  2. Va a recibir adiestramiento para sus empleados.
  3. Va a poder desarrollar a un costo menor nuevas técnicas de producción, organización y mercadeo.
  4. Va poder estimular la productividad de sus empleados.
  5. Va a obtener a un costo menor equipos y sistemas que protejan mejor el medioambiente.
  6. Será estimulado a estrechar sus enlaces con el mercado nacional mediante la compra de materias primas o semielaboradas y la venta de sus productos finales.
  7. Será estimulado a exportar tanto a los Estados Unidos como a otros mercados.

Si se diseña un sistema de subsidios o créditos que beneficien a todas empresas en una o más de estas áreas el resultado neto será que  alguna de las empresas contribuyentes recuperarán parte de lo que hayan pagado en contribuciones y habrá empresas que no estén acogidas a la sección 901 que también se beneficiarán. Pero las empresas acogidas a la sección 901 podrán deducir toda la carga contributiva pagada en Puerto Rico de su responsabilidad contributiva en los Estados Unidos ya que el subsidio o crédito recibido no estaría relacionado con su aportación contributiva específica sino con el logro de alguno de los objetivos indicados arriba.

El programa del PIP en lo que respecta al desarrollo agrícola se concentra, como partido de oposición, a fiscalizar para que la expansión urbana, industrial y comercial no afecte los terrenos con valor para la agricultura. Abogamos también por la creación de un Banco de Tierras para mantener en uso agrícola terrenos abandonados con valor agrícola e impedir que se usen en otros usos. También se abogará por impedir que la Autoridad de Tierras pueda vender terrenos para otros propósitos no relacionados con la agricultura, excepto que sean para ser conservados a perpetuidad por su alto valor ecológico.

No comentaré sobre el papel del cooperativismo que es materia de otro tópico en este seminario pero cuyo papel es de vital importancia para la promoción del ahorro personal doméstico y su canalización hacia la formación de capital en los distintos sectores productivos. También es de vital importancia como forma de organización empresarial que puede operar en determinados sectores con costos menores de capital que los requeridos normalmente por la empresa privada.

La legislación sometida hasta ahora

Las dos medidas más importantes en el área de desarrollo económico son el P. del S. 122 para crear la Junta Re-evaluadora del Programa de Incentivos Industriales de Puerto Rico y la Resolución Concurrente del Senado Número  10, para que el Congreso de Estados Unidos excluya a Puerto Rico del ámbito de aplicación de la legislación federal que regula el trafico marino entre puertos dentro de la jurisdicción de ese país. Con la primera legislación se trata de revisar periódicamente los incentivos que pueden crearse mediante los cambios a las leyes contributivas locales que permitan aprovechar mejor al gobierno de Puerto Rico las ventajas contributivas que tienen las empresas que se acojan a los beneficios de la sección 901 del Código de Rentas Internas Federal de la manera que esbozamos arriba. La segunda medida va dirigida a reducir no sólo los costos de la mercancía importada desde Estados Unidos para el consumidor puertorriqueño sino los costos de transportación para el empresario establecido en Puerto Rico y que vende su producto en los Estados Unidos.

Las otras medidas radicadas de importancia van dirigidas a investigar: a) el efecto del impuesto de repatriación de ganancias o "toll-gate tax" sobre las empresas que se acogen a la sección 901, ya que en este caso pueden acreditar lo pagado a su carga contributiva en los Estados Unidos; b) el efecto de varias contribuciones municipales que por no recaer sobre el beneficio neto no se pueden acreditar bajo la sección 901, ( Resoluciones Número 89 y 90). Una tercera resolución, la número 97, va dirigida a investigar la capacidad de los distintos sectores de nuestra economía de absorber productivamente el incremento en la tasa de participación en el mercado de trabajo que se espera se produzca con eliminación del Programa de Asistencia Nutricional.

Conclusión

Las medidas arriba indicadas  a corto plazo tratan de colocarnos en una mejor situación competitiva para atraer capital y ampliar nuestra base productiva sin sacrificar los salarios. Ahora tenemos la limitación que impone la falta de soberanía en este aspecto; en la república tendremos la restricción que impone nuestro compromiso ideológico con el bienestar de los trabajadores y nuestra convicción de que a largo plazo si mantenemos bajo el salario monetario con relación a otros países y no podemos aumentar el salario real importando los productos necesarios al trabajador a un precio relativo menor que signifique un aumento en su salario real, se deteriorará su productividad y no podremos evitar el deterioro en nuestra competitividad. A corto plazo, mientras tengamos que comprar al precio que determinan el costo de transportación con la marina norteamericana y el sistema tarifario norteamericano, tenemos que defender que el salario mínimo no sea menor que el establecido para los norteamericanos.

El autor es Asesor Económico y Legal del Senador Fernando Martín.

Información relacionada:

  • "Buen negocio" la Isla para Puerto Rico - Reportaje sobre declaraciones del Economista José Alameda
  • Producción, dependencia, crimen y miedo - Artículo del Economista Francisco Catalá

 

La independencia es la alternativa moderna, la opción con futuro.

¡ATRÉVETE A SER LIBRE!